Mission Statement

Es proporcionar la enseñanza bíblica exacta para dar a conocer a nuestro Señor Jesucristo, La Verdad viviente y así ayudar a una comunidad mundial de cristianos maduros comprometidos a seguirlo, y vivir la verdad de la Palabra de Dios y compartirla con otros.

Llevamos esta misión a cabo a través de maestros, campamentos y conferencias de todas las edades y categorías de personas, libros, boletines, vídeos, audio grabaciones y difusión en el internet a través de nuestra página web. Aquellos que deseen compartir y participar en esta área de nuestro ministerio, son libres de utilizar nuestros recursos de acuerdo a sus necesidades, ya sea comenzando su propio ministerio o utilizando nuestro trabajo en un ministerio cristiano ya establecido. Nosotros queremos ganar para Cristo a personas que no son Cristianas y proveer alternativas para que los Cristianos ocupen el sitio que les corresponden en el cuerpo de Cristo.

La base de toda nuestra creencia y práctica es la Biblia, la cual es la palabra revelada de Dios, impecable en su escritura original por aquellos 40 o mas creyentes quienes escribieron durante un periodo de aproximadamente 1500 años "Inspirados por El Espíritu Santo" (2 Ped. 1:21) Una visión honesta de la Biblia, revela una coherencia imposible de lograr por aquellos escritores a través de una colaboración mutua. Los llamados "Errores" o "Contradicciones" se deben a la continua interferencia en la transmisión del texto, o en las malas interpretaciones, o en los malos entendidos de lo que ha sido escrito. Nosotros buscamos la verdad en lugar de las tradiciones religiosas de los hombres.

Nuestra meta al presentar Las Escrituras es convencer a aquellas personas que no son Cristianas que hagan a Jesucristo su Señor y que así nazcan en la familia de Dios. En 1 de Timoteo 2:5; buscamos que cada creyente las comprendan por sí mismo, que desarrolle su propia convicción, que se convierta en un comunicador eficaz de la Palabra de Dios y que así desarrolle su propio ministerio en El Cuerpo de Cristo. Jesús dijo que conocer la verdad nos haría libres (Juan 8:32), y nuestras enseñanzas tienen un beneficio práctico en lo que se refiere a calidad de vida espiritual, mental, emocional y física.

Una de nuestras metas es enseñar La Palabra a "Hombres fieles que sean capaces de enseñar a otros" (2 Tim. 2:2). Nuestro plan es organizar seminarios y cursos de estudio para aquellos que escojan convertirse en ministros capacitados del Evangelio de Jesucristo. Nosotros ordenaremos al Ministerio Cristiano a aquellos a quienes nuestra comunidad de fe reconozca siguiendo el criterio establecido, ya sea través de una formación en nuestro ministerio o por medio de una ordenación en otros lugares reconocidos por nosotros.